Los alcaldes del Gran Santo Domingo, junto a directivos de la Mancomunidad, la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu) y un representante el Poder Ejecutivo, se reunieron hoy con el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, para tratar de buscar una solución al conflicto del vertedero Duquesa y la empresa Lajún.

Francisco Domínguez Brito informó que hay una voluntad de diálogo con la empresa Lajún, pero advirtió que el mismo no debe estar supeditado al peligro que puede surgir y que afecte la salud y medio ambiente.

“No es posible, no es tolerable, no es admisible las medidas que se puedan tomar de restricción en materia de horario que limite a las alcaldía realizar su trabajo”.

Informó que terminado el encuentro harán una comunicación formal a la empresa Lajún para hacer una propuesta tarifaria que implicará un gran sacrificio para las fianzas de los cabildos.

Calificó de intolerable que las negociaciones entre los cabildos del Gran Santo Domingo y la empresa que administra el vertedero de Duquesa esté supeditada a amenazas ambientales.

“Advertimos que es sumamente riesgoso y peligroso llevar este diálogo poniendo en riesgo la salud de los habitantes del Gran Santo Domingo, por lo que esperamos obtener los resultados esperados”, manifestó el ministro.

En la reunión estuvieron presentes el presidente de Fedomu y alcalde de Azua, Rafael Hidalgo; Domingo Contreras, titular de la Dirección de Programas Especiales de la Presidencia y asesor municipal del Poder Ejecutivo; Onofre Rojas, director ejecutivo de la Mancomunidad, los alcaldes Alfredo Martínez, de Santo Domingo Este; Francisco Peña, de Santo Domingo Oeste; René Polanco, Santo Domingo Norte; Radhamés Castro, Boca Chica; Ramón Pascual Gómez, de Pedro Brand, y Junior Santos, de Los Alcarrizos.