La puesta en práctica del presupuesto participativo, como mecanismo de participación ciudadana en la toma de decisiones sobre los recursos municipales, tiene su origen en la experiencia del municipio de Villa González, donde por primera vez, entre los años 1997 y 1998. Posteriormente en 2003, cuatro nuevos municipios lo implementarían: La Vega, Jima Abajo, Constanza y Sabana Grande de Boyá. A partir de entonces el número de municipios en aplicarlo crecería constantemente: 30 municipios en 2004, 109 en 2005, 120 en el 2006. En 2007 finalmente se institucionalizaría formalmente gracias a la aprobación de la Ley 170-07 que instituye el Sistema de Presupuesto Participativo Municipal por lo que hoy en día su ejercicio es obligatorio para todos los municipios.

Tras la última reforma a la Constitución, en el 2010, este mecanismo de participación adquirió reconocimiento constitucional, de modo que República Dominicana se convirtió en el segundo país latinoamericano y del Caribe en institucionalizarlo en la norma fundamental, después de Perú. Dicho reconocimiento se establece en el artículo 206 de la Carta Magna que concretamente mandata: “La inversión de los recursos municipales se hará mediante el desarrollo progresivo de presupuestos participativos que propicien la integración y corresponsabilidad ciudadana en la definición, ejecución y control de las políticas de desarrollo local”.

La toma de decisiones derivada de este proceso debe ser incluida en el presupuesto municipal de manera obligatoria (artículo 12 de la Ley 170-07). A partir de esta regulación, la ley manda a los municipios a producir la correspondiente reglamentación de aplicación, adaptándose a las especiales características de cada municipio (artículo 14). Por otro lado, el monto de inversión que cada ayuntamiento destina al presupuesto participativo debe referirse, según señala la ley, dentro del 40% de la transferencia que reciben los municipios del presupuesto nacional y que deben destinar a los gastos de inversión de capital.
La Unidad de Presupuesto Participativo de FEDOMU tiene como principales funciones:
  • Impulsar la aplicación del marco legal referido al sistema de presupuesto participativo municipal
  • Acompañar y monitorear los procesos de presupuesto participativo en los municipios y distritos municipales
  • Propiciar la coordinación con las organizaciones que están auspiciando los procesos de presupuesto participativo en los municipios
  • Promover el intercambio activo y permanente entre los municipios y otras instituciones sobre sus experiencias relacionadas con el presupuesto participativo
  • Contribuir a la sistematización de experiencias de los procesos de PPM
  • Coordinar y organizar eventos sobre PPM
  • Coordinar, promover y organizar la capacitación de los actores locales sobre el proceso de PPM.

Ir a la barra de herramientas